sábado, 22 de febrero de 2014

Desvirtualizando, expandiendo y debatiendo sobre la educación del siglo XXI con un MooCafé.

#MOOCafé es una actividad presencial que pretende:
  • Desvirtualizar a algunos compañeros del curso que viven cerca de mi y con los que comparto intereses educativos.
  • Expandir la experiencia #eduPLEmooc a otras personas que no participan en el curso pero que comparten el interés por la educación y el uso de las tecnologías en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Debatir sobre qué educación y qué escuela queremos y necesitamos para afrontar los retos del siglo XXI.
Y eso hemos hecho. ¡Qué grata experiencia!

En A Coruña, a las 18:00 horas de un 20 de febrero en el Colegio Santa María del Mar nos reunimos 10 contertulios unidos por un interés y gracias a la convocatoria realizada por Manuel Angel Fernández (@arrierreka) y Efrén Vázquez (@efren2v) a través de Evenbrite.

Ni hecho a propósito podríamos habernos reunido un grupo tan heterogéneo que permitiese acercarnos a la realidad de la Educación desde tantos puntos de vista:
  • Profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato.
  • Enseñanzas presenciales y semipresenciales. Pública y Concertada.
  • Participantes en el #eduPLEmooc e invitados.
  • Profesores, Coordinador del Centro de Formación del Profesorado y personal no docente de un centro educativo.
  • Con hijos y sin hijos.
  • Quien cuenta su experiencia en la educación por años y quien los cuenta por sexenios.
Hechas las presentaciones informales nos sentamos a la mesa redonda y repartimos los roles: Manuel, el convocador del evento ejerce de moderador, Begoña (@bcodesal) y Efrén (@efren2v) de tuiteros y Angelina de taquígrafa. Con un sorprendente televisor de 32" conectado a Twitter empezamos a conocernos, a qué nos dedicamos, dónde ejercemos, qué nivel de enseñanza.

Para comenzar el análisis de la situación actual de la enseñanza y cómo quisiéramos que fuese la educación del siglo XXI partimos del vídeo animado realizado a partir de una conferencia de Ken Robinson y titulado "Educación en el siglo XXI. Nuevas necesidades ¿nuevos retos?" que ya todos hemos visionado antes de la reunión (una flipped clasrooom) y que si no conocéis aprovechad ahora:




Y como si nos conociésemos de toda la vida, surge el debate, exponemos nuestras experiencias, cómo nos hemos ido adentrando e implicando en la renovación del proceso enseñanza-aprendizaje, las ventanas que nos ha abierto este #eduPLEmooc, cómo ha aumentado la preocupación entre el profesorado de adaptarse al vertiginoso cambio en la sociedad que ha provocado internet y cómo vencer esa sensación de estar quedándonos rezagados ante una realidad que el sistema educativo no asimila.


La experiencia queda recogida en el siguiente Storify aunque la verdad es que cuando la conversación entra en una dinámica tan interesante resulta difícil reflejarla simultáneamente vía Twitter.





La reunión, como habéis visto, ha pasado por la implicación y motivación que tiene el alumnado por las nuevas tecnologías, "los nativos digitales" no tienen miedo a su uso pero tampoco hacen un uso correcto ni aprovechan todas sus posibilidades, tenemos que vencer ese miedo, incorporar las herramientas y trabajar con ellas en lo que realmente es importante: la Educación en su más amplio sentido.

Por un lado necesitamos replantearnos qué enseñar y por otro cómo y con qué.

Programaciones excesivas y muy lineales que empiezan muy en el pasado y no permiten conocer el presente ni cómo hemos llegado hasta aquí, por supuesto, del futuro ni hablamos.

Metodologías hechas para otros tiempos y otras herramientas no se ajustan a una realidad y futuro imprevisibles y muy tecnológicos.

El proyecto Escuela 2.0 y su 1 ordenador por 1 alumno (1x1) no ha conseguido sus objetivos, el hecho de dotar tecnológicamente no supuso por arte de magia una adaptación metodológica, algo ha fallado.

Los netbooks tienen una vida determinada, todo va muy rápido, ya se están introduciendo las tabletas digitales, pero se siguen prohibiendo en los Reglamentos de Régimen Interno el uso de móviles y otros dispositivos tecnológicos en la mayoría de los centros. ¿No se dan cuenta que ya está surgiendo la necesidad del BYOD (Bring Your Own Device - trae tu propio dispositivo) para que superemos el problema de la obsolescencia tecnológica?

Pero es que aún resolviendo el problema tecnológico (dotacional o propio de cada alumno) seguimos sin adaptarnos metodológicamente, y el libro de texto es uno de los grandes problemas -para mí el más grande-: cerrado, poco o nada personalizado y/o personalizable, poco participativo, metodológicamente anticuado, adaptación a digital de los mismos contenidos (pdf) o, para vestirlo de moderno, con animaciones. Pero es lo mismo, el mismo lobo ahora con piel de oveja. Sigue basándose en los contenidos y no en el alumno, sigue creyéndose el contenedor de conocimientos cuando todo está ahí, al alcance de la mano de cualquier persona y en cualquier momento y lugar. El problema continúa ahí. Seguimos sin saber qué hacer con tanta información, sin saber cuál es fiable y cual no, sin saber aprovecharla para nuestras necesidades personales, sin saber crear conocimiento nuevo, sin saber compartirlo adecuadamente.

Ya véis que la infoxicación y la curación de contenidos, el nuevo rol del docente, las nuevas metodologías, están superando en preocupación a las nuevas tecnologías, ya somos conscientes que todo esto está aquí y para quedarse.

Los padres quizás sean los más perjudicados por cuanto serán los que se sientan más superados por las circunstancias, por los aparatos y redes sociales que sus hijos manejan a todas horas y que no comprenden, por la cantidad de aplicaciones existentes que están inundando la vida cotidiana (compra de entradas de cine por internet, banca electrónica, e-administración, certificados digitales, facturación electrónica, etc) y, lo peor de todo, es que ya está sustituyendo al papel y a lo presencial, queda poco para superar esta fase dual en la que coexisten ambos sistemas. ¿Alguien puede participar en un concurso de traslados sin hacerlo telemáticamente? NO. Y es sólo un ejemplo.

Aparatos, metodologías, libros de texto, contenidos, reglamentos, padres,

La formación del profesorado, la sociedad como formadora sin sistemas estancos e incomunidados, el proceso educativo-formativo tiene que abrirse a todos y todos tenemos que tener la posibilidad de interactuar, este eduPLEmooc es un buen ejemplo. ¿Necesitamos un MooCafé en nuestros centros? y aún más allá diría yo, ¿en nuestro Ayuntamiento? (centros de distintos niveles, públicos y concertados), ¿en la comunidad educativa próxima? ¿en la comunidad autónoma? Puede que la presencia aquí de Chema en representación del Centro de Formación del Profesorado nos indique que algo se está moviendo en esta dirección.

La adaptación del sistema educativo a los tiempos no se consigue con una sucesión de Leyes o Reales Decreto, toda la comunidad tiene que participar, hay que actuar en todos los frentes, no podemos salirnos del camino en secundaria o bachillerato si tenemos ahí una Selectividad que se rige por los antiguos principios memorísticos. Tenemos unas Evaluaciones de Diagnóstico y unas Pruebas PISA que requieren formas de trabajar muy distintas a las que realmente existen en los centros.

¿Necesitamos una REDuvolution?

Necesitamos, los docentes, cambiar nuestro rol -de transmisor de contenidos a enseñar a aprender- y nuestros métodos siempre pensando en una participación más activa del alumnado y teniendo en cuenta sus características e intereses.





Hasta pronto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada